1 oct. 2014

No Despertéis a Octubre.

Y vio llegar al frío.
La niña que añoraba el sur
el sur que no conocía
y el calor que vendían los folletos
se reencontraba con el frio.

Asomándose a la ventana
recién estrenada la noche
sintió todo el peso del tiempo en sus hombros
y el frio en su rostro desnudo
la dejó en los huesos

En los huesos de los besos
Viajando a lugares llenos de gente
eternamente vacíos
Lugares comunes
y siempre desconocidos.

… cierra los ojos.

Y esta noche
va a esconderse del frío una vez mas
va a esconderse
en los recuerdos de cómo ardías en su piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario