28 oct. 2012

Pensamientos Con Una Hora Demás.

A veces tengo días en los que si creo en el momento menos pensado, en la casualidad y, porque no, en la suerte.
Algunos días en los que me abandono al placer de la imaginación. Inventar universos con la de seriedad que tiene un trato en el patio de colegio.
Y ahora solo sé que lo nuestro son el momento que en que nacieron los pequeños detalles y otro en el que matamos el detallismo.

Y yo…
Déjame que te acerque a mis tratos, déjame dejarme caer por tu lado de la cama.
Invadirte con la fuerza del que busca al poseedor y no a la posesión.

Pensar que no vas a poder y en realidad soy yo la que no puedo.
Poder diferentes cosas, poder descomponernos en cosas sólo por ser algo.

No quiero ser un regalo, ni que cualquiera tenga el ticket y pueda cambiarme.
Ni rondar continuamente entre manos, ni rodar bajo tus pies.

Y un cajón desastre guarda lo único que queda y todo lo que fuimos, lo único que se puede ser: historia.
Historia narrada, contada, colgada, besada.

Garabatos en el alma. Solo garabatos
Amagos de todo, resultados de nada.

1 comentario:

  1. Joder, joder, joder:
    "No quiero ser un regalo, ni que cualquiera tenga el ticket y pueda cambiarme.
    Ni rondar continuamente entre manos, ni rodar bajo tus pies."

    ResponderEliminar