10 oct. 2011

Creencias e Imperativos.

Te pido que me creas en las siguientes líneas.
Porque no sé que pedir y es lo más simple que se me ocurre.

Créeme si te digo que no pensé nunca escribir nada como lo de la anterior entrada.
Bueno, ni como un relato que recuerdo cercano. Por placer y de ex profeso.
Créeme cuando… es mejor que no me creas.
No me creas cuando todo sea cordialidad.
No me creas cuando dude.
No me creas cuando parezca que no creo en nada, que estoy de vuelta de todo.

Créeme si te digo que soy toda sinceridad, pero que siempre dejo algo en el tintero (suele ser lo más interesante).
No me creas cuando te diga que no hay nada más allá. Lo único interesante está más allá.
Créeme. Porque si.
Porque te lo estoy pidiendo y no sé para que.

Creo que es porque hoy no tengo muchas ganas de creer en mi.

Rompe el silencio.
Discutamos.
Desdóblame. Mírame.
Vete. Ven. Quédate.
Dime algo. La verdad.
Ironiza. Calla.
Mírame. Bésame.
Quítame. Quítate. Desquítame.
Déjate llevar. Confía.
Grita. Ríe. Termina.
Empieza. Despierta.
Vete.
Reinicia todo.

No puedes hacerlo. No sé si quieres.
Solo trato de convencerte que en lo desastroso, en lo descuidado, en los ratos de charla infinita, de silencios que hablan mas que cualquier discurso, en los días de lluvia, en los imprevistos, rompiendo los planes, resquebrajando la barrera del sonido.
En cualquier salto de guión que se te pase por la cabeza.

Quiero estar. Soy la más idónea para estar en esos momentos y en todos los demás que ni se me ocurren.
Pero puede que no esté.
Y tu puede que no estés.

Por ahora.

Esto suena bastante a campaña electoral… imperativos, peticiones de credibilidad.
Pero será que la filosofía me va afectando o que no sé como hacerlo mejor (o peor, depende de por donde se mire).
Y te lo puedo decir aún con más ímpetu de candidata. No vas a encontrar mejor elección, y en tal caso será una mera utopía (lecciones de egocentrismo, parte 1).
Intento mostrarme como algo que, no sabes como definirlo; pero sabes lo que es. Un especie de publicidad subliminal.

Da mas o menos igual.
Te lo creas o no esto es… esto.
Y ya no… no doy más de sí con mis medios.

Sabrás entenderlo.
Y sabrás… ya sabes ya.

No hay comentarios:

Publicar un comentario