27 abr. 2011

Estoy Contenta.

Pero porque el alcohol sigue haciendo los mismos efectos de siempre en mi.

Ha vuelto mi amiga rutina, y que poco la echaba de menos.
Si cuando me despedí de ella no nos dijimos un adios, lo tuve que dejar en un 'hasta pronto'.
Y ese pronto ya está aquí.

Y yo, que ya había olvidado lo tantísimo que odio madrugar (bueno… depende de para qué… pero para ir a la universidad es algo que me cuesta si).
Las misas matinales que se oyen desde mi habitación (debido a que tuve el buen ojo de escoger la habitación que está justo encima de la capilla. Yo, la mas critiana apostólica y practicante de todas… manda huevos).
Esa ducha a lo montaña rusa: frio-calor. El agua sigue ese ciclo continuamente… divertidísimo.
Las prisas. No llegar nunca a tiempo a ningún sitio.
Las clases, que han sido de lo mas llevadero del día la verdad (como será el percal para que las clases serían lo mas llevadero…)
Las comidas (si se le pueden llamar así) de mi querida residencia.
Las tardes en la biblioteca, viendo el sol por la ventana y a la gente pasear jovialmente (que aún no gustandome el sol, ya me jode estar cual libro en la penumbra…).
Y por la noche clásico futbolero: Madrid - Barça (que ya empieza a dejar de serlo, este es el tercero en menos de un mes). Y claro, para volver a la rutina en toda su extensión perdió el Madrid (¬¬), en lo que más parecía una partida al Street Fighter que un partido de fútbol.
Y, aúnque no es cosa de rutina pero si periódica me he estancado en una puta escena de una historia con la que ando a vueltas. Pero no es que me haya estancado hoy no, es que llevo así 2 JODIDAS SEMANAS.  Ya me dirás… no mejora mucho la cosa la verdad….

Visto así tal cual… malamente.
Pero puedo hacer el mongolo cuanto me plazca.
Me hincho a helados (mierders) del kiosko de enfrente.
Vuelvo a parecer una chica madura y organizada.
Volví a mi ansiado caos. Ese desorden imposible que tanto echaba de menos.
A mi independencia, que quieras que no, cuando la conoces la odias, pero después sabe hacerse querer disimuladamente para que la eches de menos.
A las charlas vespertinas con ellas :)

Y esas cosas.
Juro que la siguiente entrada que haga será algo mucho mejor que estas últimas.
Más bonita y mas… interesante.
Pero hoy no me apetecia hacerlo, aunque lo haré. Lo juro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario