16 feb. 2011

Pequeñas Cosas

"La importancia, y lo básicas que son las pequeñas cosas. Como una pequeña cosa hace variar a toda una gran cosa"

Como cruzar un segundo mas tarde y… desencadenar un posible fin.
Como comer ensalada en vez de arroz habría desencadenado tener mas hambre esta tarde, lo que a su vez me habría provocado un hambre voraz a media tarde y me habría pasado media tarde comiendo y la otra media con la modorra que eso provoca. Y habría desperdiciado mi tarde haciendo el imbécil…
O si hubiera estudiado. De verdad. No leyendome los apuntes a las dos de la madrugada a escasas horas del exámen y a lo largo de todo 2º de Bachillerato. No estaría aquí, eso seguro. Pero ¿no estar aquí sería mejor o peor?
…O si estaría aquí.
O habría acabado demasiado harta y estaría arrastrándome por mi casa muerta del asco y harta del pasado, del presente y del futuro.
Como si aquel 6 de Octubre no habría corrido tanto…
Como si pensara antes de hablar y de actuar cuando verdaderamente lo tengo que hacer.

Como tantas pequeñas cosas que hago. Todo son pequeñas acciones, y las grandes, las que mas se recuerdan son absurdas. Solo importan las pequeñas, las espontaneas; las que muestran las acciones verdaderas del yo original.
Las que nos marcan para siempre, para bien o para mal (ya que no hay nada mas subjetivo).
Las que nos acompañarán para siempre.

Pero no merece la pena pensar en ellas. En el pasado.
Ni planear al milímetro el futuro.
No solo son nuestras pequeñas acciones, sino todas las pequeñas acciones de los demás.
Solo es actuar. Tener suerte.
La vida… esa sucesión de racha buenas, malas, peores, mejores, inigualables….
Saber disfrutar cada instante.
No pensar. Dejarse llevar. Impulsos, corazonadas.
Cambiar y avanzar. Avanzar y crecer. Crecer sin perturbar la esencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario