30 jul. 2010

La realidad tiene sus huecos, sus vacíos

No consigue satisfacer todo lo que los humanos demandan

Ahí entra en juego la fantasia

Y la duda de cuanto es real, cuanto hay de fantasía en todo lo que vemos.

Nunca he dudado del entorno, del medio

El sol que da luz, calor

La luna que nos vela por las noches….

La gravedad me ata a la Tierra,

Me impide volar, conocer nuevos horizontes;

Y apenas tengo fiabilidad plena de mi existencia.

En el fondo solo soy un reflejo,

Un reflejo y cosas abstractas…

Sentimientos, sensaciones, deseos, sueños….

Mi reflejo me muestra a una chica,

Un ser humano, una persona, una cualquiera,

Podríamos decir que un proyecto de mujer…

Huesos, miles de terminaciones nerviosas,

Venas por las que circula mi sangre,

Un corazón que late, pulmones, miles de órganos,

Fluidos, músculos, recubiertos de piel.

Todos tenemos lo mismo, pero no igual.

Soy diferente a todos los demás de mi especie.

No es cosa mía, cada uno es diferente del resto.

Y todo tiene vida, es involuntario.

Realizan cada uno su labor…

Latidos, respiración…

Pero vivo de algo mas que lo físico.

El gran motor de lo abstracto,

Ese gran engranaje de las emociones.

Pero, ¿por qué ocurre lo que ocurre?

¿Por qué yo?, ¿Por qué aquí, ahora?

Era esta vida mi única opción…

Dos caminos se bifurcaban en un bosque y yo,
Yo tomé el menos transitado,
Y eso hizo toda la diferencia”
(“El Camino no Elegido” Robert Frost)

¿Cómo saber que camino es el correcto?

¿Cómo sabes cual es el menos transitado si nunca vistes el otro?

Siempre son miles las opciones que se presentan ante nosotros

Elegir, esa es nuestra tarea.

Y solo se puede escoger una…

Mientras no escoges no pierdes

Todo se mantiene igual… pero el tiempo no

Segundos que se suicidan y

te van empujando a tu fin inquebrantable.

Dejar una opción atrás,

Cerrar una opción y emprender un nuevo camino.

Recorrerlo o no es cosa nuestra,

Pero nunca podremos desandarlo

Cada paso dado es un juicio irreparable para nuestro destino.

La vida es una sucesión de decisiones,

Juicios que ante nuestra visión siempre se mostrarán

Errados, frustrados, incorrectos, fallidos.

Quizás esto ocurre por verlos como condicionantes

no como lo que son, como la vida misma.

Pero si se camina decidido

Sabiendo lo que se busca,

Sin parar hasta encontrar lo que se desea…

Dará igual cuantas decisiones tomemos.

No preocuparse del camino sino del destino.

Yo busco algo, vivo por un objetivo, para llegar a mi destino

Y tú; ¿qué eres?, ¿para qué vives?

¿Estás vivo?

Y puede surgir la duda de… ¿a qué cojones viene esta chinada mental?, ¿Qué combinación psicotrópica se ha metido esta sujeto en el cuerpo?.

"Las vidas posibles de Mr. Nobody" Muy recomendable. (Simplemente me apetecia aclararlo vaya...)


Y no, no me apetece entrar en mas detalles. No tengo buen día; necesito aire (creo) y tengo demasiadas razones para no encontrarme demasiado brillante.

Gracias a los que os pasais.

No hay comentarios:

Publicar un comentario