26 jun. 2010

Sonaba Champagne supernova de fondo, el sol se iba despidiendo de mi. "Hasta mañana".
Se escondía discreto entre las casas. Por la ventana abierta de la habitación entraba un brisa fresca que hacia que te mecieras en tus ensoñaciones; y ese olor a ropa recién tendida me hacia sentir mas en casa que nunca.
De fondo de oye como se avecina la tormenta, y la escala de colores de la nubes se torna de gris a azul en pocos minutos.
Así pasan las tardes. Ya ha llegado el verano.

Me proponía todos los días actualizar, pero quería tener una foto veraniega. Vagancia, desidia, nubes desafortunadas. No hay foto… y se fue retrasando. Pero quería dedicar una entrada al verano.
Habrá foto playera; pero dentro de unos días. Un poco de sosiego.

Estoy mejor, mas anímica y engañada mentalmente. Todos los días me levanto con la sensación de "hoy, hoy es el día"; pues no sé de que, todos son iguales U_U

El caso es que con la llegada del calor, del verano; recuerdo los veranos anteriores, y siento la necesidad de mejorarlos. Pero hay cosas que no cambiarán nunca.
Te echo de menos :'( para que negarlo.
El sol, agua, las tardes de boli y papel, paseos entre las amapolas, el olor de las hierba recién cortada, la madera tras una tormenta de verano, las horas de charla, las noches en vela, las locuras, tu, yo, ella, los desperdicios sociales; el chamizo, las fugas, las gloriosas tardes de rock; las sonrisas, mis lágrimas, las fotos, otro atardecer sentadas en cualquier banco, ver las estrellas, las historias de mariposas…
Hoy me acuerdo de todo esto, y aprietan las ganas :)


Y bueno, mañana me voy cuatro días a Vitoria (si si, a ver a los patater@s). Seguiré actualizando, eso si, del relato anterior ya no pondré nada mas aquí. He escrito 10 paginas mas… y me lo voy a tomar en serio.
La ausencia de olvido me ha dado una tregua con mi melancolía amorosa.

Gracias a los que os pasáis. Nos leemos pequeños cotillas :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario